El Dragón de la Calderona se está despertando

LA OBRA

El arte, que siempre intenta imitar la mágica estructura de la naturaleza, es a su vez un vehículo de expresión capaz de ayudarnos a reconocer y disfrutar del entorno que nos rodea, y a tomar conciencia de nuestra responsabilidad de convivir con él de una forma armónica.

El proyecto GAIA nace de la iniciativa de la escultora Rhea Marmentini, con objeto de restituir un paisaje degradado, por medio de la creación de una escultura monumental (“El Dragón de la Calderona”) que estéticamente evoque y mantenga in-situ la expresión natural de las formas orgánicas que pueblan su entorno. Fruto de esta compenetración con el lenguaje “land-art”, surge la transformación de una antigua cantera de extracción minera y una grotesca construcción de hormigón, en un dragón que nace de la montaña con espacios interiores destinados a la investigación y a la búsqueda de enlaces entre artes y naturaleza. 

LA AUTORA

Rhea Marmentini es una escultora en piedra internacional malagueña. Creció y se educó en Málaga hasta los 14 años, momento en el que comenzó sus estudios artísticos en la prestigiosa "Escuela Secundaria de Arte" de Pécs, Hungría. Escuela que abandonaría al tercer año para marchar a París en busca del que sería su mentor, el gran escultor Pierre Székely. El la adoptó como discípula predilecta nombrándola su heredera espiritual, y con él recorrió el mundo como su asistente realizando esculturas monumentales.

Establecida definitivamente en París, Rhea se integra en la escena artística underground formando parte de los grandes colectivos artísticos de finales de los 90, destacando "Art Cloché" y "Pole-Pi", el mayor squat artístico de Europa de aquella época. Después de su cierre, forma parte del proyecto Ssocapi, situado al frente del Museo Picasso. Un mundo ideal que constituyó tanto su residencia como su taller de experimentación. Allí nació una connivencia con Valentín Samarine y sus Meta-Visiones. En este momento comienza a crear sus Opus, lenguaje escultórico no representativo basado principalmente en el equilibrio entre formas arquetípicas. También empieza a realizar exposiciones y a ganar diversos premios en Hungría, Francia y España.

Cerrada su etapa parisina, Marmentini funda una familia y comienza su proyecto Land-Art Infinito en Gilet, cerca de Valencia, España, el llamado DRAGÓN DE LA CALDERONA. En sus propias palabras, "consistía en sanar una montaña dañada por el impacto humano a través de la expresión artística, evocando los ritmos orgánicos de la naturaleza". Durante 8 años trabajó en transformar el antiguo paisaje de una cantera abandonada en una escultura habitable llamada "El Dragón de la Calderona", que es en la actualidad su hogar, taller, espacio de exposición, lugar de investigación, de experimentación y "Bestia Madre" del jardín en constante evolución escultórica: "El Bestiario".

Finalizada su gran obra, pasa épocas esculpiendo en Nueva York dónde expone en la MAGEN GALLERY. En la actualidad Marmentini ha vuelto a sus orígenes instalándose en Málaga, donde continúa la labor de creación de sus Opus y Bestias, tanto en piedra, cerámica como en obra gráfica. Compatibiliza esta nueva etapa con presencia en diversos Simposios internacionales realizando escultura monumental en piedra.

Deja aquí tus comentarios